DISEÑO DE ESPACIO COMERCIAL


Diseño de espacio comercial.

Diseño de belleza.

La coherencia entre diseño y función es una de las cuestiones más importantes a las que deberíamos prestar atención a la hora de plantear una solución arquitectónica para un espacio comercial.

En esta ocasión se configura un espacio comercial destinado a la belleza.

El concepto de belleza implica una experiencia subjetiva que conduce a la alteración de los sentimientos de atracción y bienestar emocional lo cual está relacionada con el imaginario personal de cada individuo, favoreciendo un ambiente acogedor y relajado. 

Los materiales utilizados, de corte cálido, adquieren protagonismo sobre los fondos neutros, al igual que lo hacen los productos expuestos sobre el mobiliario del mismo tono.

A través de la utilización de la madera, se resuelven dos cuestiones de partida. Se dota al espacio de un ambiente cálido y acogedor. Este sistema sirve de base para la colocación de baldas expositoras, susceptibles de ser colocados en cualquier lugar de la tienda. De esta manera las posibles combinaciones expositivas se hacen infinitas, permitiendo una versatilidad muy provechosa.

A pesar de que todo el programa funcional se desarrolla en un único espacio abierto, la composición volumétrica y la utilización de los materiales permite plantear una iluminación concreta con una función totalmente psicológica.

Se establece una circulación a lo largo de todo el espacio conducido por unas tiras de LED lo cual permite crear diferentes “estancias” dentro de la tienda, posibilitando usos diferentes a cada una de ellas.

Como conclusión se podría decir que ésta es una obra en la que se ha primado la estética del material en su esencia, dotándolo de la mayor versatilidad posible.