VIVIENDA UNIFAMILIAR AISLADA – DEJANDO HUELLA


VIVIENDA UNIFAMILIAR AISLADA

DEJANDO HUELLA

En una vivienda es imprescindible establecer una relación íntima entre el continente y el contenido. El propietario hace del continente un espacio suyo, personal.

La huella.
En esta vivienda, se pretende alcanzar la mayor expresión en cuanto a la relación entre el propietario y su vivienda. Está destinada a unos promotores relacionados con el mundo animal. La idea principal se basa en la huella que deja un perro sobre el terreno.

Huyendo de las líneas rectas, la vivienda se articula a través de cilindros de diferentes alturas ordenados de manera concéntrica a un patio interior que hace las veces de espacio abierto en el interior de la vivienda.

El tratamiento exterior se realiza con materiales y colores tradicionales, procurando de esta manera conectar el edificio con su entorno.

Desarrollada en planta baja y altillo sobre el salón a dos alturas, dispone de un programa de jardín interior, 5 habitaciones, salón – comedor, cocina – comedor, 3 baños completos, lavandería, zona de juegos – despacho y sala técnica.

Una vivienda aislada pensada al detalle desde la función hacia el diseño.